1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 .. 49
21780
Miércoles
21
junio
2000
BOE
núm.
148
3.
En
los
casos
en
que
sea
necesario
justificar
la
solvencia
económica,
financiera,
técnica
o
profesional,
los
órganos
de
contratación
precisarán
en
el
anuncio
los
criterios
de
selección
en
función
de
los
medios
de
acreditación
que
vayan
a
ser
utilizados
de
entre
los
rese-
ñados
en
los
artículos
16
a
19.
Artículo
16.
Solvencia
económica
y
financiera.
1.
La
justificación
de
la
solvencia
económica
y
finan-
ciera
del
empresario
podrá
acreditarse
por
uno
o
varios
de
los
medios
siguientes:
a)
Informe
de
instituciones
financieras
o,
en
su
caso,
justificante
de
la
existencia
de
un
seguro
de
indemni-
zación
por
riesgos
profesionales.
b)
Tratándose
de
personas
jurídicas,
presentación
de
las
cuentas
anuales
o
extracto
de
las
mismas,
en
el
supuesto
de
que
la
publicación
de
éstas
sea
obligatoria
en
los
Estados
en
donde
aquellas
se
encuentren
esta-
blecidas.
c)
Declaración
relativa
a
la
cifra
de
negocios
global
y
de
las
obras,
suministros,
servicios
o
trabajos
realizados
por
la
empresa
en
el
curso
de
los
tres
últimos
ejercicios.
2.
Si
por
razones
justificadas
un
empresario
no
pue-
de
facilitar
las
referencias
solicitadas,
podrá
acreditar
su
solvencia
económica
y
financiera
por
cualquier
otra
documentación
considerada
como
suficiente
por
la
Administración.
Artículo
17.
Solvencia
técnica
en
los
contratos
de
obras.
En
los
contratos
de
obras
la
solvencia
técnica
del
empresario
podrá
ser
justificada
por
uno
o
varios
de
los
medios
siguientes:
a)
Títulos
académicos
y
experiencia
del
empresario
y
de
los
cuadros
de
la
empresa
y,
en
particular,
del
o
de
los
responsables
de
las
obras.
b)
Relación
de
las
obras
ejecutadas
en
el
curso
de
los
últimos
cinco
años
acompañada
de
certificados
de
buena
ejecución
para
las
más
importantes.
c)
Declaración
indicando
la
maquinaria,
material
y
equipo
técnico
del
que
dispondrá
el
empresario
para
la
ejecución
de
las
obras.
d)
Declaración
sobre
los
efectivos
personales
medios
anuales
de
la
empresa,
indicando,
en
su
caso,
grado
de
estabilidad
en
el
empleo
de
los
mismos
y
la
importancia
de
sus
equipos
directivos
durante
los
tres
últimos
años.
e)
Declaración
indicando
los
técnicos
o
las
unidades
técnicas,
estén
o
no
integradas
en
la
empresa,
de
los
que
ésta
disponga
para
la
ejecución
de
las
obras.
Artículo
18.
Solvencia
técnica
en
los
contratos
de
sumi-
nistro.
En
los
contratos
de
suministro
la
solvencia
técnica
de
los
empresarios
se
acreditará
por
uno
o
varios
de
los
siguientes
medios:
a)
Por
relación
de
los
principales
suministros
efec-
tuados
durante
los
tres
últimos
años,
indicándose
su
importe,
fechas
y
destino
público
o
privado,
a
la
que
se
incorporarán
los
correspondientes
certificados
sobre
los
mismos.
b)
Descripción
del
equipo
técnico,
medidas
emplea-
das
por
el
suministrador
para
asegurar
la
calidad
y
los
medios
de
estudio
e
investigación
de
la
empresa.
c)
Indicación
de
los
técnicos
o
de
las
unidades
téc-
nicas,
integradas
o
no
en
la
empresa,
participantes
en
el
contrato,
especialmente
de
aquéllos
encargados
del
control
de
calidad,
así
como,
en
su
caso,
grado
de
esta-
bilidad
en
el
empleo
del
personal
integrado
en
la
empre-
sa.
d)
Muestras,
descripciones
y
fotografía
de
los
pro-
ductos
a
suministrar.
e)
Certificaciones
establecidas
por
los
institutos
o
servicios
oficiales
u
homologados
encargados
del
control
de
calidad
y
que
acrediten
la
conformidad
de
artículos
bien
identificados
con
referencia
a
ciertas
especificacio-
nes
o
normas.
f)
Control
efectuado
por
la
Administración
o
en
su
nombre
por
un
organismo
oficial
competente
del
Estado
en
el
cual
el
empresario
está
establecido,
siempre
que
medie
acuerdo
de
dicho
organismo,
cuando
los
produc-
tos
a
suministrar
sean
complejos
o
a
título
excepcional
deban
responder
a
un
fin
particular;
este
control
versará
sobre
las
capacidades
de
producción
y,
si
fuera
nece-
sario,
de
estudio
e
investigación
del
empresario,
así
como
sobre
las
medidas
empleadas
por
este
último
para
con-
trolar
la
calidad.
Artículo
19.
Solvencia
técnica
o
profesional
en
los
res-
tantes
contratos.
En
los
demás
contratos
regulados
por
esta
Ley
la
solvencia
técnica
o
profesional
de
los
empresarios
debe-
apreciarse
teniendo
en
cuenta
sus
conocimientos
téc-
nicos,
eficacia,
experiencia
y
fiabilidad,
lo
que
podrá
acre-
ditarse,
según
el
objeto
del
contrato,
por
uno
o
varios
de
los
medios
siguientes:
a)
Las
titulaciones
académicas
y
profesionales
de
los
empresarios
y
del
personal
de
dirección
de
la
empresa
y,
en
particular,
del
personal
responsable
de
la
ejecución
del
contrato.
b)
Una
relación
de
los
principales
servicios
o
tra-
bajos
realizados
en
los
últimos
tres
años
que
incluya
importe,
fechas
y
beneficiarios
públicos
o
privados
de
los
mismos.
c)
Una
descripción
del
equipo
técnico
y
unidades
técnicas
participantes
en
el
contrato,
estén
o
no
inte-
grados
directamente
en
la
empresa
del
contratista,
espe-
cialmente
de
los
responsables
del
control
de
calidad.
d)
Una
declaración
que
indique
el
promedio
anual
de
personal,
con
mención,
en
su
caso,
del
grado
de
estabilidad
en
el
empleo
y
la
plantilla
del
personal
direc-
tivo
durante
los
últimos
tres
años.
e)
Una
declaración
del
material,
instalaciones
y
equi-
po
técnico
de
que
disponga
el
empresario
para
la
rea-
lización
del
contrato.
f)
Una
declaración
de
las
medidas
adoptadas
por
los
empresarios
para
controlar
la
calidad,
así
como
de
los
medios
de
estudio
y
de
investigación
de
que
dis-
pongan.
g)
Cuando
se
trate
de
servicios
o
trabajos
complejos
o
cuando,
excepcionalmente,
deban
responder
a
un
fin
especial,
un
control
efectuado
por
el
órgano
de
con-
tratación
o
en
nombre
de
éste
por
un
organismo
oficial
u
homologado
competente
del
Estado
en
que
esté
esta-
blecido
el
empresario,
con
el
acuerdo
de
dicho
orga-
nismo
sobre
la
capacidad
técnica
del
empresario
y,
si
fuese
necesario,
sobre
los
medios
de
estudio
y
de
inves-
tigación
de
que
disponga
y
sobre
las
medidas
de
control
de
la
calidad.
Artículo
20.
Prohibiciones
de
contratar.
En
ningún
caso
podrán
contratar
con
la
Administra-
ción
las
personas
en
quienes
concurra
alguna
de
las
circunstancias
siguientes:
a)
Haber
sido
condenadas
mediante
sentencia
firme
por
delitos
de
falsedad,
contra
el
patrimonio
y
contra
el
orden
socioeconómico,
cohecho,
malversación,
tráfico
de
influencias,
revelación
de
secretos,
uso
de
informa-