1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 .. 49
BOE
núm.
148
Miércoles
21
junio
2000
21777
organismos
actúen
en
ejercicio
de
competencias
espe-
cíficas
a
ellos
atribuidas
por
la
Ley.
g)
Los
contratos
y
convenios
derivados
de
acuerdos
internacionales
celebrados
de
conformidad
con
el
Tra-
tado
Constitutivo
de
la
Comunidad
Europea,
relativos
a
obras
o
suministros
destinados
a
la
realización
o
explo-
tación
en
común
de
una
obra
o
relativos
a
los
contratos
regulados
en
el
Título
IV,
Libro
II
de
esta
Ley,
destinados
a
la
realización
o
explotación
en
común
de
un
proyecto.
h)
Los
contratos
y
convenios
efectuados
en
virtud
de
un
acuerdo
internacional
celebrado
en
relación
con
el
estacionamiento
de
tropas.
i)
Los
contratos
y
convenios
efectuados
por
el
pro-
cedimiento
específico
de
una
organización
internacional.
j)
Los
contratos
relativos
a
servicios
de
arbitraje
y
conciliación.
k)
Los
contratos
relacionados
con
la
compraventa
y
transferencia
de
valores
negociables
o
de
otros
ins-
trumentos
financieros
y
los
servicios
prestados
por
el
Banco
de
España.
Se
entienden
asimismo
excluidos
los
contratos
relacionados
con
la
instrumentación
de
ope-
raciones
financieras
de
cualquier
modalidad
realizadas
para
financiar
las
necesidades
previstas
en
las
normas
presupuestarias
aplicables,
tales
como
préstamos,
cré-
ditos
u
otras
de
naturaleza
análoga,
así
como
los
con-
tratos
relacionados
con
instrumentos
financieros
deri-
vados
concertados
para
cubrir
los
riesgos
de
tipo
de
interés
y
de
cambio
derivados
de
los
anteriores.
2.
Los
supuestos
contemplados
en
el
apartado
ante-
rior
se
regularán por sus normas especiales, aplicándose
los
principios
de
esta
Ley
para
resolver
las
dudas
y
lagu-
nas
que
pudieran
presentarse.
Artículo
4.
Libertad
de
pactos.
La
Administración
podrá
concertar
los
contratos,
pac-
tos
y
condiciones
que
tenga
por
conveniente,
siempre
que
no
sean
contrarios
al
interés
público,
al
ordenamien-
to
jurídico
o
a
los
principios
de
buena
administración
y
deberá
cumplirlos
a
tenor
de
los
mismos,
sin
perjuicio
de
las
prerrogativas
establecidas
por
la
legislación
básica
en
favor
de
aquélla.
Artículo
5.
Carácter
administrativo
y
privado
de
los
contratos.
1.
Los
contratos
que
celebre
la
Administración
ten-
drán
carácter
administrativo
o
carácter
privado.
2.
Son
contratos
administrativos:
a)
Aquéllos
cuyo
objeto
directo,
conjunta
o
sepa-
radamente,
sea
la
ejecución
de
obras,
la
gestión
de
servi-
cios
públicos
y
la
realización
de
suministros,
los
de
con-
sultoría
y
asistencia
o
de
servicios,
excepto los contratos
comprendidos
en
la
categoría
6
del
artículo
206
refe-
rente
a
contratos
de
seguros
y
bancarios
y
de
inversiones
y,
de
los
comprendidos
en
la
categoría
26
del
mismo
artículo,
los
contratos
que
tengan
por
objeto
la
creación
e
interpretación
artística
y
literaria
y
los
de
espectáculos.
b)
Los
de
objeto
distinto
a
los
anteriormente
expre-
sados,
pero
que
tengan
naturaleza
administrativa
espe-
cial
por
resultar
vinculados
al
giro
o
tráfico
específico
de
la
Administración
contratante,
por
satisfacer
de
forma
directa
o
inmediata
una
finalidad
pública
de
la
específica
competencia
de
aquélla
o
por
declararlo
así
una
ley.
3.
Los
restantes
contratos
celebrados
por
la
Admi-
nistración
tendrán
la
consideración
de
contratos
privados
y,
en
particular,
los
contratos
de
compraventa,
donación,
permuta,
arrendamiento
y
demás
negocios
jurídicos
aná-
logos
sobre
bienes
inmuebles,
propiedades
incorporales
y
valores
negociables,
así
como
los
contratos
compren-
didos
en
la
categoría
6
del
artículo
206
referente
a
con-
tratos
de
seguros
y
bancarios
y
de
inversiones
y,
de
los
comprendidos
en
la
categoría
26
del
mismo
artículo,
los
contratos
que
tengan
por
objeto
la
creación
e
inter-
pretación
artística
y
literaria
y
los
de
espectáculos.
Artículo
6.
Contratos
mixtos.
Cuando
un
contrato
administrativo
contenga
presta-
ciones
correspondientes
a
otro
u
otros
administrativos
de
distinta
clase
se
atenderá,
para
su
calificación
y
apli-
cación
de
las
normas
que
lo
regulen,
al
carácter
de
la
prestación
que
tenga
más
importancia
desde
el
punto
de
vista
económico.
Artículo
7.
Régimen
jurídico
de
los
contratos
adminis-
trativos.
1.
Los
contratos
administrativos se regirán en cuan-
to
a
su
preparación,
adjudicación,
efectos
y
extinción
por
la
presente
Ley
y
sus
disposiciones
de
desarrollo;
supletoriamente
se
aplicarán
las
restantes
normas
de
derecho
administrativo
y,
en
su
defecto,
las
normas
de
derecho
privado.
No
obstante,
los
contratos
administra-
tivos
especiales,
que
se
definen
en
el
artículo
5.2,
párrafo
b),
se
regirán
por
sus
propias
normas
con
carácter
pre-
ferente.
2.
El
orden
jurisdiccional
contencioso
administrativo
será
el
competente
para
resolver
las
controversias
que
surjan
entre
las
partes
en
los
contratos
administrativos.
Artículo
8.
Contratos
administrativos
especiales.
1.
Los
contratos
administrativos
especiales
se
adju-
dicarán
de
conformidad
con
lo
dispuesto
en
el
Libro
I
de
esta
Ley,
sin
perjuicio
de
lo
establecido
en
el
artícu-
lo
7.1.
2.
En
el
pliego
de
cláusulas
administrativas
parti-
culares
se
hará
constar:
a)
Su
carácter
de
contratos
administrativos
espe-
ciales.
b)
Las
garantías
provisionales
y
definitivas.
c)
Las
prerrogativas
de
la
Administración
a
que
se
refiere
el
artículo
59.1.
d)
El
alcance
de
las
prórrogas,
sin
que
puedan
pro-
ducirse
las
mismas
por
mutuo
consentimiento
tácito.
e)
Las
causas
específicas
de
resolución
que
se
esta-
blezcan
expresamente.
f)
La
competencia
del
orden
jurisdiccional
conten-
cioso-administrativo
para
conocer
de
las
cuestiones
que
puedan
suscitarse
en
relación
con
los
mismos.
3.
Serán
causa
de
resolución,
además
de
las
esta-
blecidas
en
el
artículo
111,
las
siguientes:
a)
La
suspensión,
por
causa
imputable
a
la
Admi-
nistración,
de
la
iniciación
del
contrato
por
plazo
superior
a
seis
meses
a
partir
de
la
fecha
señalada
en
el
mismo
para
su
comienzo,
salvo
que
en
el
pliego
se
señale
otro
menor.
b)
El
desistimiento
o
la
suspensión
del
contrato
por
plazo
superior
a
un
año
acordada
por
la
Administración,
salvo
que
en
el
pliego
se
señale
otro
menor.
c)
Las
modificaciones
del
contrato,
aunque
fueran
sucesivas,
que
impliquen,
aislada
o
conjuntamente,
alte-
raciones
del
precio
del
contrato
en
cuantía
superior,
en
más
o
en
menos,
al
20
por
100
del
precio
primitivo
del
contrato,
Impuesto
sobre
el
Valor
Añadido
excluido,
o
representen
una
alteración
sustancial
del
mismo.