1 2 3 4 5 6 7 8
21970
Jueves
21
junio
2001
BOE
núm.
148
I.
Disposiciones
generales
MINISTERIO
DE
LA
PRESIDENCIA
11881
REAL
DECRETO
614/2001,
de
8
de
junio,
sobre
disposiciones
mínimas
para
la
protec-
ción
de
la
salud
y
seguridad
de
los
trabaja-
dores
frente
al
riesgo
eléctrico.
La
Ley
31/1995,
de
8
de
noviembre,
de
Prevención
de
Riesgos
Laborales,
determina
el
cuerpo
básico
de
garantías
y
responsabilidades
preciso
para
establecer
un
adecuado
nivel
de
protección
de
la
salud
de
los
traba-
jadores
frente
a
los
riesgos
derivados
de
las
condiciones
de
trabajo,
en
el
marco
de
una
política
coherente,
coor-
dinada
y
eficaz.
Según
el
artículo
6
de
la
misma
serán
las
normas
reglamentarias
las
que
irán
fijando
y
con-
cretando
los
aspectos
más
técnicos
de
las
medidas
preventivas.
Así,
son
las
normas
de
desarrollo
reglamentario
las
que
deben
fijar
las
medidas
mínimas
que
deben
adop-
tarse
para
la
adecuada
protección
de
los
trabajadores.
Entre
ellas
se
encuentran
las
destinadas
a
garantizar
la
protección
de
los
trabajadores
frente
al
riesgo
eléctrico.
Asimismo,
la
seguridad
y
la
salud
de
los
trabajadores
han
sido
objeto
de
diversos
Convenios
de
la
Organización
Internacional
del
Trabajo
ratificados
por
España
y
que,
por
tanto,
forman
parte
de
nuestro
ordenamiento
jurí-
dico.
Destaca,
por
su
carácter
general,
el
Convenio
núme-
ro
155,
de
22
de
junio
de
1981,
sobre
seguridad
y
salud
de
los
trabajadores
y
medio
ambiente
de
trabajo,
ratificado
por
España
el
26
de
julio
de
1985.
En
el
mismo
sentido,
en
el
ámbito
de
la
Unión
Europea
se
han
fijado,
mediante
las
correspondientes
Directivas,
criterios
de
carácter
general
sobre
las
acciones
en
materia
de
segu-
ridad
y
salud
en
el
trabajo,
así
como
criterios
específicos
referidos
a
medidas
de
protección
contra
accidentes
y
situaciones
de
riesgo.
El
objetivo
de
esta
norma
es
el
de
actualizar
la
nor-
mativa
aplicable
a
los
trabajos
con
riesgo
eléctrico,
a
la
vez
que
se
procede
a
la
derogación
del
capítulo
VI
de
la
Ordenanza
General
de
Seguridad
e
Higiene
en
el
Trabajo,
aprobada
mediante
Orden
de
9
de
marzo
de
1971,
sustituyéndolo
por
una
regulación
acorde
con
el
nuevo
marco
legal
de
prevención
de
riesgos
laborales,
coherente
con
la
normativa
europea
a
que
se
ha
hecho
referencia
y
acorde
con
la
realidad
actual
de
las
rela-
ciones
laborales.
En
su
virtud,
de
conformidad
con
el
artículo
6
de
la
Ley
31/1995,
de
8
de
noviembre,
de
Prevención
de
Riesgos
Laborales,
a
propuesta
de
los
Ministros
de
Tra-
bajo
y
Asuntos
Sociales,
de
Sanidad
y
Consumo
y
de
Ciencia
y
Tecnología,
consultadas
las
organizaciones
empresariales
y
sindicales
más
representativas,
oída
la
Comisión
Nacional
de
Seguridad
y
Salud
en
el
Trabajo,
de
acuerdo
con
el
Consejo
de
Estado
y
previa
delibe-
ración
del
Consejo
de
Ministros
en
su
reunión
del
día
8
de
junio
de
2001,
D
I
S
P
O
N
G
O
:
Artículo
1.
Objeto,
ámbito
de
aplicación
y
definiciones.
1.
El
presente
Real
Decreto
establece,
en
el
marco
de
la
Ley
31/1995,
de
8
de
noviembre,
de
Prevención
de
Riesgos
Laborales,
las
disposiciones
mínimas
de
segu-
ridad
para
la
protección
de
los
trabajadores
frente
al
riesgo
eléctrico
en
los
lugares
de
trabajo.
2.
Este
Real
Decreto
se
aplica
a
las
instalaciones
eléctricas
de
los
lugares
de
trabajo
y
a
las
técnicas
y
procedimientos
para
trabajar
en
ellas,
o
en
sus
proxi-
midades.
3.
Las
disposiciones
del
Real
Decreto
39/1997,
de
17
de
enero,
por
el
que
se
aprueba
el
Reglamento
de
los
Servicios
de
Prevención,
se
aplicarán
plenamente
al
conjunto
del
ámbito
contemplado
en
los
apartados
ante-
riores,
sin
perjuicio
de
las
disposiciones
específicas
con-
tenidas
en
el
presente
Real
Decreto.
4.
A
efectos
de
este
Real
Decreto
serán
de
apli-
cación
las
definiciones
establecidas
en
el
anexo
I.
Artículo
2.
Obligaciones
del
empresario.
1.
El
empresario
deberá
adoptar
las
medidas
nece-
sarias
para
que
de
la
utilización
o
presencia
de
la
energía
eléctrica
en
los
lugares
de
trabajo
no
se
deriven
riesgos
para
la
salud
y
seguridad
de
los
trabajadores
o,
si
ello
no
fuera
posible,
para
que
tales
riesgos
se
reduzcan
al
mínimo.
La
adopción
de
estas
medidas
deberá
basarse
en
la
evaluación
de
los
riesgos
contemplada
en
el
artículo
16
de
la
Ley
de
Prevención
de
Riesgos
Laborales
y
la
sección
1.
a
del
capítulo
II
del
Reglamento
de
los
Servicios
de
Prevención.
2.
En
cualquier
caso,
a
efectos
de
prevenir
el
riesgo
eléctrico:
a)
Las
características,
forma
de
utilización
y
man-
tenimiento
de
las
instalaciones
eléctricas
de
los
lugares
de
trabajo
deberán
cumplir
lo
establecido
en
el
artículo
3
de
este
Real
Decreto
y,
en
particular,
las
disposiciones
a
que
se
hace
referencia
en
el
apartado
4
del
mismo.
b)
Las
técnicas
y
procedimientos
para
trabajar
en
las
instalaciones
eléctricas,
o
en
sus
proximidades,
debe-
rán
cumplir
lo
dispuesto
en
el
artículo
4
de
este
Real
Decreto.
Artículo
3.
Instalaciones
eléctricas.
1.
El
tipo
de
instalación
eléctrica
de
un
lugar
de
trabajo
y
las
características
de
sus
componentes
deberán
adaptarse
a
las
condiciones
específicas
del
propio
lugar,
de
la
actividad
desarrollada
en
él
y
de
los
equipos
eléc-
tricos
(receptores)
que
vayan
a
utilizarse.
Para
ello
deberán
tenerse
particularmente
en
cuenta
factores
tales
como
las
características
conductoras
del
lugar
del
trabajo
(posible
presencia
de
superficies
muy
conductoras,
agua
o
humedad),
la
presencia
de
atmós-
feras
explosivas,
materiales
inflamables
o
ambientes
corrosivos
y
cualquier
otro
factor
que
pueda
incrementar
significativamente
el
riesgo
eléctrico.