1 2 3
BOE
núm.
106
Jueves 4 mayo 2006
17207
6.
El incumplimiento muy grave del concierto dará
lugar a la rescisión del concierto. En este caso, con el fin
de no perjudicar a los alumnos ya escolarizados en el cen-
tro, las Administraciones educativas podrán imponer la
rescisión progresiva del concierto.
7
.
 
El incumplimiento y la sanción muy grave pres-
cribirán a los tres años, el grave a los dos años y el leve
al año. El plazo de prescripción se interrumpirá con la
constitución de la Comisión de Conciliación para la
corrección del incumplimiento cometido por el centro
concertado.»
Disposición final segunda.
Modificación de la Ley
30/1984,
de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma de la Fun-
ción Pública.
Se añade una nueva letra al artículo 29.2 de la
Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la Reforma
de la Función Pública, con la siguiente redacción:
«ñ)
Cuando sean nombrados para desempeñar
puestos en las
Áreas Funcionales de la Alta Inspección de
Educación funcionarios de los cuerpos docentes o escalas
en que se ordena la función pública docente.»
Disposición final tercera.
Enseñanzas mínimas.
T
odas las referencias contenidas en las disposiciones
vigentes a las enseñanzas comunes, se entenderán reali-
zadas a los aspectos básicos del currículo que constituyen
las enseñanzas mínimas.
Disposición final cuarta.
Autonomía de gestión econó-
mica de los centros docentes públicos no universita-
rios.
Continuará en vigor, con las modificaciones derivadas
de la presente Ley, la Ley 12/1987
, de 2 de julio, sobre esta-
blecimiento de la gratuidad de los estudios de bachille-
rato, formación profesional y artes aplicadas y oficios
artísticos en los centros públicos y la autonomía de ges-
tión económica de los centros docentes públicos no uni-
versitarios.
Disposición final quinta.
Título competencial.
La presente Ley se dicta con carácter básico al amparo
de la competencia que corresponde al Estado conforme al
artículo 149.1.1
.ª, 18.ª y 30.ª de la Constitución. Se excep-
túan del referido carácter básico los siguientes preceptos:
artículos 5.5 y 5.6; 7; 8.1 y 8.3; 9; 1
1
.1 y 1
1
.3; 14.6; 15.3; 18.4
y 18.5; 22.5; 26.1 y 26.2; 30.5; 35; 41.5; 42.3; 47; 58.4, 58.5 y
58.6; 60.3 y 60.4; 66.2 y 66.4; 67
.2, 67
.3, 67
.6, 67
.7 y 67
.8; 72.4
y 72.5 y 89; 90; 100.3; 101, 102.2, 102.3 y 102.4; 103.1; 105.2;
106.2 y 106.3; 1
12.2, 1
12.3, 1
12.4 y 112.5; 1
13.3 y 1
13.4; 122.2
y 122.3; 123.2, 123.3, 123.4 y 123.5; 124; 125; 130.1; 131.2
y 131
.5; 145; 146; 154; disposición adicional decimoquinta,
apartados 1, 4, 5 y 7; y disposición final cuarta.
Disposición final sexta.
Desarrollo de la presente Ley.
Las normas de esta Ley podrán ser desarrolladas por
las Comunidades Autónomas, a excepción de las relativas
a aquellas materias cuya regulación se encomienda por la
misma al Gobierno o que corresponden al Estado con-
forme a lo establecido en la disposición adicional primera,
número 2, de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Regu-
ladora del Derecho a la Educación.
MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA
 
7900
REAL DECRETO 524/2006, de 28 de abril, por
el que se modifica el Real Decreto 212/2002,
de 22 de febrero, por el que se regulan las
emisiones
sonoras en el entorno debidas a
determinadas máquinas de uso al aire libre.
Mediante el Real Decreto 212/2002, de 22 de febrero,
por el que se regulan las emisiones sonoras en el
entorno debidas a determinadas máquinas de uso al aire
libre, se transpuso al derecho interno español la Direc-
tiva 2000/14/CE del Parlamento Europeo y del Consejo,
de 8 de mayo de 2000, relativa a la aproximación de las
legislaciones de los Estados miembros sobre emisiones
sonoras en el entorno debidas a las máquinas de uso al
aire libre. Con posterioridad fue aprobada la Ley 37/2003,
de 17 de noviembre, del Ruido, cuyas disposiciones no
afectaron a lo establecido en el real decreto.
Dicha Directiva 2000/14/CE se remitía, en su artículo 12,
a una tabla de valores límite de emisión sonora que
debían cumplir determinadas máquinas de las incluidas
en su campo de aplicación, objetivo que tenía que cum-
plirse en dos fases: La «fase I» tenía como límite el día 3
de enero de 2002 y la «fase II» el 3 de enero de 2006.
Y
a, en el momento de promulgación de la directiva, se
preveía una revisión de los valores límite y valores decla-
rados, con la posibilidad de modificar los listados de
máquinas sujetas a unos y otros.
El resultado de un primer estudio fue concluir que cier
-
tos valores límites establecidos para la fase II resultaban
técnicamente inviables. De ahí que el Parlamento Europeo
y el Consejo hayan aprobado la Directiva 2005/88/CE, por
la cual se modifica la 2000/14/CE, lo que, en la práctica, se
traduce en la ampliación del periodo indicativo para
Disposición final séptima.
Carácter de Ley Orgánica de
la presente Ley.
Tienen rango de Ley Orgánica el capítulo I del título
preliminar, los artículos 3; 4; 5.1, 5.2; el capítulo III del
título preliminar, los artículos 16; 17; 18.1, 18.2 y 18.3; 19.1;
22; 23; 24; 25; 27; 30.1, 30.2, 30.3, 30.4 y 30.6; 38; 68; 71; 74;
78; 80; 81.3 y 81
.4; 82.2; 83; 84.1, 84.2, 84.3, 84.4, 84.5, 84.6,
84.7
, 84.8 y 84.9; 85; 108; 109; 1
15; el capítulo IV del títu-
lo IV; los artículos 1
18; 1
19; 126.1 y 126.2; 127; 128; 129; las
disposiciones adicionales decimosexta y decimoséptima;
la disposición transitoria sexta, apartado tercero; la dispo-
sición transitoria décima; las disposiciones finales pri-
mera y séptima, y la disposición derogatoria única.
Disposición final octava.
Entrada en vigor.
La presente Ley orgánica entrará en vigor a los veinte
días de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado»
.
Por tanto,
Mando a todos los españoles, particulares y autorida-
des, que guarden y hagan guardar esta ley orgánica.
Madrid, 3 de mayo de 2006.
JUAN CARLOS R.
El Presidente del Gobierno,
JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO