1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO
Núm. 97
Jueves 22 de abril de 2010
Sec. I.   Pág. 35364
I.
 
DISPOSICIONES GENERALES
MINISTERIO DE VIVIENDA
6368
Real Decreto 410/2010,
de 31
de marzo,
por el
 
que se desarrollan los
requisitos
exigibles
a
las
entidades
de
control
de
calidad
de
la
edificación
y
a
los
laboratorios
de
ensayos
para
el
control de
calidad
de
la
edificación,
para
el
ejercicio de su actividad.
La nueva legislación sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio
obliga a adecuar la regulación de las entidades y los laboratorios de control de calidad de
la edificación, atendiendo a la nueva redacción del artículo 14 de la Ley 38/1999, de 5 de
noviembre, de Ordenación de la Edificación, en la redacción dada por el artículo 15 de la
Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a
la Ley sobre
el libre
acceso
a las
actividades de
servicios
y su
ejercicio,
que
transpone
parcialmente
a
nuestro
ordenamiento jurídico
la Directiva
2006/123/CE,
del
Parlamento
Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre, relativa a los servicios en el mercado interior.
El artículo 14 de la Ley 38/1999 se refiere a las entidades de control de calidad de la
edificación
y
los
laboratorios
de
ensayos
para
el
control
de
calidad
de
la
edificación,
estableciendo las obligaciones de las entidades de control de calidad de la edificación y de
los
laboratorios
de
ensayos
para
el
control
de
calidad
de
la
edificación,
y
autoriza
al
desarrollo reglamentario
de los requisitos
técnicos exigibles para
el ejercicio
de su actividad
en todo el territorio español.
Las entidades de control de calidad de la edificación no disponían, hasta el momento,
de desarrollo reglamentario básico de ámbito estatal que definiera los requisitos exigibles
para la adecuada prestación de la asistencia técnica prevista en dicho artículo, por lo que
su campo actuación se amplía.
Por
el contrario, la
actuación de los laboratorios
de ensayos para el
control
de la
calidad
de la edificación ha sido ampliamente regulada desde 1974, cuando se aprobó el Decreto
2215/1974, de 20 de julio, sobre homologación de laboratorios para el control de calidad
de la edificación, y sus disposiciones de desarrollo. Tras el traspaso de competencias a las
comunidades autónomas, esta
legislación
fue sustituida por el Real Decreto 1230/1989,
de 13 de octubre, por el que se aprobaron las disposiciones reguladoras generales de la
acreditación de laboratorios de ensayos para el control de calidad de la edificación, y sus
disposiciones de desarrollo.
El
presente
real
decreto,
en
aplicación del
artículo
15
de
la Ley
25/2009, de
22
de
diciembre, de
modificación
de
diversas leyes para su
adaptación
a la Ley sobre
el libre
acceso
a las actividades de servicios y su ejercicio,
por el que se da nueva redacción al
artículo
14
de
la
Ley
38/1999,
de
5
de
noviembre,
de
Ordenación
de
la
Edificación,
desarrolla
reglamentariamente
dicho
artículo
14,
y
determina,
con
carácter
básico,
los
requisitos
de
índole
técnica
y
formal
que
deben
satisfacer
las
entidades
de
control
de
calidad
de
la
edificación
y
los
laboratorios
de
ensayos
para
el
control
de
calidad
de
la
edificación
para
el ejercicio de
su actividad. Al
efecto define,
tanto los procedimientos y
métodos de inspección o ensayo que utilizan en su actividad tales entidades y laboratorios
y las exigencias relativas a capacidad, personal, medios y equipos adecuados y, en el caso
de los laboratorios, las condiciones de seguridad, técnicas y ambientales, exigibles a las
instalaciones del establecimiento físico donde realizan su actividad, como el contenido de
la declaración responsable o los procedimientos para la justificación de la implantación del
sistema de gestión de la calidad.
A tal fin, se introduce el concepto de declaración responsable que deben presentar las
entidades
de
control
de
calidad
de
la
edificación
y
los
laboratorios de
ensayos
para
el
control
de
la calidad
de
la
edificación,
ante
el organismo
competente
de
la
comunidad
autónoma en la
que se ubique la
sede
social o profesional de la
entidad o el
establecimiento
físico
del
laboratorio.
De
esta
forma,
se
posibilita
el
ejercicio
inmediato
de
la actividad,
reduciendo las cargas administrativas y simplificando el procedimiento.
cve: BOE-A-2010-6368