1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 .. 15
BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO
Núm. 71
Martes 23 de marzo de 2010
Sec. I.   Pág. 27966
medicina
del trabajo que
exigirá
contar,
al menos,
con un
médico
especialista en
medicina
del
trabajo
o
diplomado
en
Medicina
de
Empresa
y
un
ATS/DUE
de
empresa.
Asimismo
deberán
disponer
del
personal
necesario
que
tenga
la
capacitación
requerida
para
desarrollar
las
funciones
de
los
niveles
básico
e
intermedio
previstas
en
el
capítulo
VI,
en
función
de
las
características
de
las
empresas cubiertas por el servicio.
Los
expertos en las especialidades mencionadas actuarán
de forma coordinada,
en
particular
en
relación
con
las
funciones
relativas
al
diseño
preventivo
de
los
puestos
de
trabajo,
la
identificación
y
evaluación
de
los
riesgos,
los
planes
de
prevención y los planes de formación de los trabajadores.
c)
Disponer
en
los
ámbitos
territorial
y
de
actividad
profesional
en
los
que
desarrollen
su
actividad,
como
mínimo,
de
las
instalaciones
e
instrumentación
necesarias
para
realizar
las
pruebas,
reconocimientos,
mediciones,
análisis
y
evaluaciones habituales en la práctica de las especialidades citadas, así como para
el desarrollo de
las actividades
formativas y divulgativas básicas,
en los
términos
que determinen las disposiciones de desarrollo de este real decreto.
3.
Sin perjuicio de la necesaria coordinación indicada en el apartado 2 de este
artículo, la
actividad
sanitaria
contará
para
el desarrollo
de
su
función
dentro
del
servicio
de
prevención
con
la
estructura
y
medios
adecuados
a
su
naturaleza
específica y la confidencialidad de los datos médicos personales.»
Seis.
 
El apartado 2 del artículo 19 queda modificado en los siguientes términos:
«2.
Las entidades asumirán directamente el desarrollo de aquéllas funciones
señaladas en el artículo 31.3 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, que hubieran
concertado
y
contribuirán a
la
efectividad
de
la
integración
de
las
actividades
de
prevención
en
el
conjunto
de
actividades
de
la
empresa
y
en
todos
los
niveles
jerárquicos de la misma, sin perjuicio de que puedan:
a)
Subcontratar
los servicios
de
otros profesionales o
entidades cuando
sea
necesario
para la
realización de actividades que requieran conocimientos especiales
o instalaciones de gran complejidad.
b)
Disponer
mediante
arrendamiento
o
negocio
similar
de
instalaciones
y
medios materiales que estimen necesarios para prestar el servicio en condiciones y
con un tiempo de respuesta adecuado, sin perjuicio de la obligación de contar con
carácter permanente con los recursos instrumentales
mínimos a que
se refiere
el
artículo 18.»
Siete.
 
Se modifica el artículo 20, quedando redactado en los siguientes términos:
«Artículo 20.
Concierto de la actividad preventiva.
1.
Cuando el empresario
no cuente
con suficientes recursos propios
para
el
desarrollo de la actividad preventiva y deba desarrollarla a través de
uno o varios
servicios
de
prevención
ajenos
a
la
empresa,
deberá
concertar
por
escrito
la
prestación. Dicho concierto consignará, como mínimo, los siguientes aspectos:
a)
Identificación
de
la
entidad
especializada
que
actúa
como
servicio
de
prevención ajeno a la empresa.
b)
Identificación
de
la empresa
destinataria
de
la actividad,
así como
de los
centros de trabajo
de la misma a los que dicha actividad se contrae. Cuando se trate
de
empresas
que
realicen
actividades
sometidas
a
la
normativa
de
seguridad
y
salud
en obras
de construcción,
incluirá
expresamente la
extensión
de
las
actividades
concertadas al ámbito de las obras en que intervenga la empresa.
c)
Especialidad
o
especialidades
preventivas
objeto
del
concierto
con
indicación
para cada una de ellas de las funciones concretas asumidas de las previstas en el
artículo 31.3 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, y de las actuaciones concretas
cve: BOE-A-2010-4765