1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 .. 15
BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO
Núm. 89
Sábado 13 de abril de 2013
Sec. I.   Pág. 27548
I.
 
DISPOSICIONES GENERALES
MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA
3904
Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento
básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.
Las exigencias relativas a la certificación energética de edificios establecidas en la
Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2002,
se transpusieron en el Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, mediante el que se aprobó
un Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de
nueva construcción, quedando pendiente de regulación, mediante otra disposición
complementaria, la certificación energética de los edificios existentes.
Con posterioridad la Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo,
de 16 de diciembre de 2002, ha sido modificada mediante la Directiva 2010/31/UE del
Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia
energética de los edificios, circunstancia que hace necesario transponer de nuevo al
ordenamiento jurídico español las modificaciones que introduce con respecto a la
Directiva modificada.
Si bien esta transposición podría realizarse mediante una nueva disposición que
modificara el Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, y que a la vez completara la
transposición contemplando los edificios existentes, parece pertinente que, por economía
administrativa, se realice mediante una única disposición que refundiendo lo válido de la
norma de 2007, la derogue y complete, incorporando las novedades que incorpora la
nueva directiva y amplíe su ámbito a todos los edificios, incluidos los existentes.
En consecuencia, mediante este real decreto se transpone parcialmente la Directiva
2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, en lo relativo
a la certificación de eficiencia energética de edificios, refundiendo el Real Decreto 47/2007,
de 19 de enero, con la incorporación del Procedimiento básico para la certificación de
eficiencia energética de edificios existentes, teniendo en consideración además la
experiencia de su aplicación en los últimos cinco años.
El real decreto establece la obligación de poner a disposición de los compradores o
usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética que deberá incluir
información objetiva sobre la eficiencia energética de un edificio y valores de referencia
tales como requisitos mínimos de eficiencia energética con el fin de que los propietarios o
arrendatarios del edificio o de una unidad de éste puedan comparar y evaluar su eficiencia
energética. Los requisitos mínimos de eficiencia energética de los edificios o unidades de
éste no se incluyen en este real decreto, ya que se establecen en el Código Técnico de la
Edificación. De esta forma, valorando y comparando la eficiencia energética de los
edificios, se favorecerá la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las
inversiones en ahorro de energía. Además, este real decreto contribuye a informar de las
emisiones de CO
2
 por el uso de la energía proveniente de fuentes emisoras en el sector
residencial, lo que facilitará la adopción de medidas para reducir las emisiones y mejorar
la calificación energética de los edificios.
Se establece el Procedimiento básico que debe cumplir la metodología de cálculo de
la calificación de eficiencia energética, considerando aquellos factores que más incidencia
tienen en su consumo energético, así como las condiciones técnicas y administrativas
para las certificaciones de eficiencia energética de los edificios.
Una disposición adicional establece que las certificaciones de edificios pertenecientes
y ocupados por las Administraciones públicas podrán realizarse por técnicos competentes
de sus propios servicios técnicos. Mediante otra disposición adicional se anuncia la
obligación requerida por la citada Directiva 2010/31/UE, consistente en que, a partir del 31 de
diciembre de 2020, los edificios que se construyan sean de consumo de energía casi
nulo, en los términos que reglamentariamente se fijen en su momento a través del Código
cve: BOE-A-2013-3904